La segunda edición de la Feria de Editoriales y Librerías de Madrid cerró el pasado 4 de noviembre con 150.000 visitantes que se acercaron, a pesar del mal tiempo, y adquirieron 19.600 ejemplares, unas cifras que la consolidan como cita fundamental del calendario cultural de la ciudad.