Abril es el mes en el que celebramos a los niños, esos retablos de sabiduría con la razón intacta de convenciones y modos que los descompongan; luego lo pierden todo y se convierten en nosotros; es un mundo duro. Una de las partes poco gratas de ser niño es estar rodeado de adultos que te obligan a hacer cosas que se supone que son «por tu bien» pero ellos nunca hacen. Cosas como comer sano, hacer ejercicio, acostarse a una… Seguir leyendo