Tweet Esta es la segunda entrega de una serie de entradas en la que desarrollaremos los aspectos mínimos a considerar para diseñar una portada. Parece paradójico que una guía mínima sea tan extensa pero la cubierta de un libro es bastante más compleja de lo que se piensa, por ello es necesario seccionarla por pasos. Si quieres leer la primer parte de esta entrada, puedes encontrarla aquí. Continuemos. Al realizar la cubierta de tu libro, cuida también los márgenes y apariencia de… Seguir leyendo