Tweet Donde no hubo guerra es una novela antibelicista  que conjuga lo mejor de tres estilos narrativos del género de la novela: realismo mágico, surrealismo y literatura fantástica. Almanzora, agosto de 1937. El mundo se halla en constante guerra y en su avance ha llegado ante las puertas de esta aldea imaginaria donde sus habitantes sobreviven al margen de la realidad. El párroco de Almanzora ha muerto mientras celebraba la misa del sábado por causas que no se logran esclarecer y… Seguir leyendo