ShareTweet El escritorio, el sofá, el parque, la cafetería… estos y muchos más son sitios para trabajar en tu libro en los que los que los escritores suelen sentirse en paz y lograr que las ideas creativas fluyan. Encontrarte cómodo y a gusto en tu entorno tiene un papel más importante del que pensamos. Por ejemplo, algunas personas no trabajan bien en el escritorio durante el día. Trabajan bien sentados al escritorio, pero lo hacen mucho mejor si es durante… Seguir leyendo