Tweet Los escritores dispersos no podemos quedar afuera de la revolución internetaria. Facebook, Twitter y las aplicaciones móviles, han llegado para arrebatarnos gentilmente los pocos minutos que nos quedan para escribir, para acometer la hoja en blanco. Pierde el tiempo, enredate en conversaciones bizantinas, hacé RT y llena tu vida de me gusta, me gusta. Internet es tan apasionante y hay tanto para hacer que mejor dejar de lado el bloc de nota o cerrar el Word o el Open… Seguir leyendo