John Steinbeck escribía a lápiz. Siempre. Llegó a gastar más de 500 mientras trabajaba en su novela Las uvas de la ira.  Muchos autores asocian esta costumbre a una relación más estrecha con lo escrito. Romanticismos aparte, hay estudios que demuestran que la escritura a mano mejora la concentración y la asimilación del lenguaje. Escritura digital Recientemente el gobierno de Suecia ha tomado la decisión de sustituir las clases de caligrafía cursiva por clases de mecanografía en el teclado QWERTY.  Se mantendrá… Seguir leyendo