Platón, a través de sus mitos y alegorías, nos conduce a profundizar en la propia psique, a descubrir nuestra auténtica identidad, a salir de los estados de conciencia más densos y oscuros y a emprender la senda hacia el Conocimiento que es Luz. Su mensaje es claro: no hay nada que aprender, ningún conocimiento auténtico procede de lo exterior ni puede ser transmitido, porque ya existe en las profundidades del alma. Conocer no es aprender. Conocer es recordar. En este… Seguir leyendo