ShareTweet Hubo tiempos en que una división del trabajo, permitía los autores, dedicarse solo a escribir, mientras que otros agentes y editores, asumían el desafío de transportar los contenidos al público. Hoy, con Internet, las cosas, para bien, han cambiado. El autor asume un protagonismo activo en la promoción de su obra, es decir se convierte en su propio emprendedor. Esto no significa que han desaparecido autores y editores como los agentes que facilitan la llegada de una nueva obra… Seguir leyendo